Liceo Javiera Carrera -SANTIAGO - Región Metropolitana
Título iniciativa: Ley para crear un Sistema Nacional de Archivos


La Ley N° 20.285 sobre Transparencia y Acceso a la Información en Chile del año 2008 ha generado una revitalización de la discusión en torno a la importancia de los Archivos y su rol en el desarrollo cultural y democrático del país. Alejandro Ferreiro, Presidente del Consejo para la Transparencia en ese entonces, establecía en el 2011 que la ley 20.285 nos brinda una regulación robusta del derecho de acceder a información, pero muy poco aporta para garantizar que la información que los órganos del Estado generan esté efectivamente a disposición del público (…) En materia de gestión y custodia de archivos públicos, la práctica y la regulación chilena se alejan notablemente de las mejores prácticas internacionales. Las normas aplicables datan de más de 80 años e, incluso, poco se cumplen. Es decir, Chile al no poseer una adecuada gestión de documentos y archivos de la administración pública, impide el acceso pleno a la información.
El Decreto con Fuerza de Ley N° 5.200 de 1929, única legislación archivística en el país , que crea la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, aborda de forma parcial el rol del Archivo Nacional (AN) enfocándolo a una función exclusivamente cultural e histórica. Esta visión ha provocado un abandono de la acción del AN en el ámbito de la gestión de documentos en la fase donde los documentos sirven como pruebas y antecedentes de los ciudadanos, es decir, no se otorga un rol activo a los Archivos. A esta problemática se suma, la centralización y concentración que se le otorga al AN, si bien desde 1993 se inicia un proceso de construcción de sedes regionales del AN con la creación del Archivo Nacional de la Administración del Estado y el Archivo Regional de la Araucanía, Tarapacá y actuales proyectos en Magallanes, Los Ríos y Los Lagos, éstas no son suficientes para las quince regiones del país.
En este sentido, Emma de Ramón, actual Conservadora del Archivo Nacional, indica que casi todos los países latinoamericanos tienen ley de archivos, menos Chile. Agrega además que Gran parte de los documentos en Chile se pierden, se calcula que el Archivo Nacional conserva solo el 20% de lo que debiese tener Cifra preocupante, considerando que estos datos hacen referencia solo a los documentos relacionados al Estado que deben ser transferidos según DFL 5200. ¿Solo los documentos del Estado son importantes? ¿Qué ocurre con los Archivos privados de interés público? Si bien actualmente en el proyecto de nueva institucionalidad cultural, que está en trámite legislativo, se incluye una propuesta de sistema nacional de archivos, éste se anuncia de modo general y no explicita un sistema integral.
En este contexto, proponemos un mensaje presidencial que indique una nueva ley para la creación de un Sistema Nacional de Archivos (SNA), esto, debido a que proponemos la creación de un nuevo servicio público, que pretende ser una base legal que pueda respaldar las acciones que realiza el actual Archivo Nacional, desarrollando un cuerpo de instituciones a lo largo del país con el objetivo de favorecer una cultura de garantías documentales en la ciudadanía. En este sentido, en virtud de la regionalización que existe en Chile, es necesaria la creación de sedes regionales del AN en todo el país, permitiendo de esta manera ejercer más eficaz y eficientemente, el rol de órgano rector nacional de la política archivística, distribuyendo la cobertura geográfica y acercando a los ciudadanos el acceso a los documentos de archivos, como lo indica el Consejo para la Transparencia.
Nuestra propuesta de ley, tiene como propósito definir políticas y lineamientos técnicos, además de una mayor fiscalización del cumplimiento de la normativa a todos los órganos de la Administración del Estado y también a instituciones privadas de interés público. Esta idea es la más importante de todas, ampliando el concepto de Archivo que ha tenido el Estado hasta hoy, e invitando a considerar de importancia todos los Archivos que resguardan patrimonio documental en Chile, entendiendo éstos como potentes herramientas en las políticas de memoria e identidad de las comunidades o grupos que se han sentido desplazados y marginados de la historia oficial del país. (Jornada de trabajo y discusión Hacia la formulación de una política archivística y una ley de archivos en Chile", 2016)
Nuestra iniciativa de ley pretende mejorar la situación deplorable en la que se encuentran la mayoría de los archivos de nuestro país debido a la nula mantención que estos reciben y al destino azaroso que muchas veces tienen por la falta de recursos. Hoy los archivos son de vital importancia para la reconstrucción de nuestra historia, más aún en una sociedad digital como la actual, donde los documentos y las fuentes históricas cobran un valor incalculable, ya que el formato material y tangible de las fuentes cada vez es más escaso y debemos resguardarlo para las siguientes generaciones, como un derecho fundamental de todo ciudadano.


MENSAJE PRESIDENCIAL PARA LA CREACIÓN DE UN SISTEMA NACIONAL DE ARCHIVOS
Considerando que los Archivos son:
1° una fuente de vital importancia para la memoria, historia y desarrollo de la democracia en el país.
2° indispensables para promover transparencia e igualdad de oportunidades que garanticen el acceso a la información y el conocimiento a la ciudadanía.
3°instituciones que no solo reúnen y conservan, sino que también gestionan, administran, difunden y crean conocimiento.
4° espacios de cultura, educación, creación y recreación.
Se decreta:
ARTÍCULO 1° — La creación de un Sistema Nacional de Archivos (SNA) que gestionará, fiscalizará, resguardará y fomentará el desarrollo de Archivos públicos y privados de interés público. Quien liderará este sistema será el Archivo Nacional y a su haber estarán las sedes regionales.
ARTÍCULO 2° — Defínase y entiéndase Archivos como: Conjunto de documentos, sea cual fuere su fecha, forma y soporte material, acumulados por una persona o entidad pública o privada de interés público, gestionando y conservando estos para servir como testimonio e información a las personas o institución que los produce y a los ciudadanos, o como fuentes de la historia. También, se pude entender como la institución que está al servicio de la gestión administrativa, la información, la investigación, y la cultura de documentos.
Archivos privados de interés público: aquellos Archivos que aun cuando pertenecen al ámbito privado de una personalidad o institución, su contenido se revela importante para la ciudadanía por su valor para la historia, la investigación, la ciencia o la cultura del país, declarado como tal por el SNA y quedando entonces a disposición de ser revisado por el SNA a través de los debidos procedimientos.
Gestión de Archivos: aplicación sistemática de procedimientos y técnicas durante todo el ciclo vital de los documentos, es decir, desde su "nacimiento", pasando por su vida activa y productiva como medio de cumplir con las funciones de la organización, hasta su "muerte" o destrucción cuando hayan cumplido con todas las finalidades pertinentes, o su "reencarnación" como archivos si tienen valores que justifiquen su conservación.
ARTÍCULO 3° — Con el objetivo de descentralizar la función del Archivo Nacional, le corresponderá al Estado, la creación de sedes a lo largo del país de Archivos Regionales donde se encontrará una Coordinación regional del SNA, que estará encargada de fiscalizar, resguardar y fomentar el desarrollo de archivos en su correspondiente jurisdicción. Se crearán sedes en cada una de las regiones de Chile e Isla de Pascua.
ARTÍCULO 4° — Cada sede del SNA contará con una Comisión Regional de Archivos con funciones de colaboración, consulta y asesoría en dicha materia en todos los archivos de su jurisdicción: públicos, privados y privados de interés público. Esta instancia estará integrada por profesionales y especialistas en la disciplina archivística: archiveros, bibliotecólogos, y profesionales relacionados con tecnología (para el resguardo digital). Importancia tendrá estas comisiones ya que resguardarán los criterios de valoración documental, así como también de expurgo que establezca el SNA para todo el país.
ARTÍCULO 5° — El SNA generará acciones para la integración de las unidades de información en redes gestionadas y bajo el principio del trabajo cooperativo, para garantizar a los ciudadanos de las diversas regiones y zonas igualdad de oportunidades y posibilidades de acceso a la información y a la producción de conocimiento, en consenso con las políticas de transparencia del país. En este sentido, se mandata que anualmente se debe realizar un Congreso Nacional de Archivos que congregue a las diversas iniciativas del país, con el objeto de relevar y reflexionar sobre los diversos trabajos que se realizan.