Escuela Aliro Lamas Castillo -DIEGO DE ALMAGRO - Región de Atacama
Título iniciativa:

El Bullying como una política educacional de carácter Formativa, preventiva y Comunitaria.



La sociedad, desde hace algunos años atrás ha ido sufriendo una serie de transformaciones, sociales, culturales, políticas y económicas que han ido marcando el devenir del ser humano en su totalidad. Esta transformación no sólo ha marcado la vida de las personas en su cotidiano, sino también, se ha infiltrado en el corazón mismo de las relaciones sociales y culturales al interior de los establecimientos educacionales.

La escuela o el salón de clases, cada día va cambiando su fisionomía socio/cultural y sus modos de relacionarse al interior de ella. Por ejemplo, vemos una gran cantidad de compañeros de otras nacionalidades, especialmente haitianos, colombianos, dominicanos, peruanos, venezolanos y bolivianos entre algunos. De igual modo, la existencia de una gran cantidad de alumnos/as que se autodefinen desde la diversidad sexual, religiosa y étnica, que hace algunos años atrás la sociedad escondía o invisibilizaba y que hoy en día se hacen parte de nuestra realidad nacional.

En medio de estas transformaciones, es que se genera el llamado Bullying, denominado así, por su terminología en inglés, Bully que significa matón o agresor . Según Cerezo (2002) trata de una forma de maltrato que habitualmente se da de forma intencionada y perjudicial, desde un estudiante hacia otro, relación que termina siendo de víctima y victimario. Pero sin embargo, todo aquel que presencie un acto de agresión física, verbal o tecnológica (Ciberbullying) hacia otro, se vuelve cómplice pasivo o silencioso que posibilita que ciertos hechos se validen o naturalicen.

El bullying es un fenómeno tan antiguo como la misma institución educativa, pero sin embargo, los estudios científicos sobre la temática comenzaron recién en la década de 1970 en Suecia. De igual modo, El Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) en conjunto con la OCDE el año 2018 han dado cuenta que en toda América Latina día a día han ido creciendo los porcentajes de Bullying en la región, en donde República Dominicana (12,2), Costa Rica (10.9), México (10.1) y Estados Unidos (10,0) llevan la delantera y están sobre la media, siguiéndolos Chile con (7,9) de una escala de 0-12.

Es por esto, que se hace necesario impulsar una política educacional de carácter Formativa y preventiva, más que punitiva y que comience desde la temprana edad y que sea sistemática y duradera en el tiempo.

En Chile, en septiembre del 2011 se publicó una reforma a la Ley General de Enseñanza para reglamentar y prevenir la violencia escolar o Bullying. Básicamente esta modificación busca promover la buena convivencia escolar y prevenir toda forma de violencia física o psicológica, agresiones u hostigamiento. Para instrumentar esta convivencia, cada colegio Municipal tiene la obligación de crear un comité de Buena Convivencia Escolar, que ayude a prevenir e intervenir en situaciones que se crea necesario, entendiendo que cada colegio se hace responsable de crear protocolos internos y sanciones que se crean necesarias para cada caso.


Nuestro equipo pretende a través de una Moción, modificar la Ley 20.536 sobre violencia escolar articulo 16b, generando acciones más eficaces y de carácter formativo y preventiva, prestando una fuerte atención en tres componentes: Familia- Comunidad educativa y Alumnos/as ( desde la etapas pre/ escolar en adelante).

Comunidad Educativa.

• Futuros profesores o asistentes de la educación, para poder ejercer en instituciones educativas deben presentar una certificación o cursos de Convivencia Escolar y Mediación Escolar.
• Una asignatura obligatoria para todos los niveles del establecimiento escolar, enfocada en la educación en emociones ( ÉTICA Y MORAL)
• Generar una bitácora de trayectorias educativas desde las etapas iniciales del alumno/a.
• Generar redes de apoyo obligatorias (salud Mental- Carabineros), en donde las instituciones del Estado se comprometan en apoyar de manera sistemática la labor de los establecimientos educaciones en sus diversos contextos.
• Cada colegio presente una oficina de Tribunal de familia, con el objetivo de apoyar y presenciar desde cerca el funcionamiento de las familias.
• Incorporar valores a nivel transversal en todas las asignaturas o disciplinas de forma diaria y permanente.

Familia.

• Formación de padres con un rol protagónico y activo, para el traspaso de información y concientización.
• Charlas preventivas y formativas de manera mensual para padres y apoderados, por parte de equipos especializados en Bullying.

Alumnos/as.

• Sanciones tipo comunitarias, para evitar suspensiones y deserción escolar.
• Crear ciertas características o habilidades en los alumnos/as que permitan detectar e intervenir en episodios en que se genera Bullying.